La Altura De Tu Victoria.

Vivir con sentidos de culpabilidad, y recordando el dolor del pasado es lo que no nos deja ver el futuro que Dios tiene para nosotros. No permitas que la montaña al frente de tu vista te desanime, si crees y confías en aquel que te creo, veras que toda montaña tiene una altura, y que cada altura tiene un propósito,

lucha no te rindas no permitas que el pasado confunda tu visión de tu futuro. Todo depende de ti y de tu decisión, cuando abras tu corazón a Dios y te decidas a luchar, no habrá montaña que te pueda detener, por más alta que sea, quizás llegaras cansado, agotado por todo lo que has tenido que sufrir y sacrificar para llegar hasta la cima de ella, pero entones podrás ver con toda claridad que valió la pena luchar, valió la pena sufrir que el cansancio que creo en ti agotamiento y que antes te desanimaba se convertirá en la altura de tu victoria.